Te propongo un reto: Ser celíaco por un día…

Espiga-barrada-FACE
La celiaquía es una enfermedad producida por una intolerancia a una proteína llamada gluten, que se mantiene durante toda la vida y se presenta en individuos predispuestos genéticamente.

¿Dónde podemos encontrar gluten?

• En los cereales: trigo, avena, cebada y centeno (TACC).
• Como aditivo en muchos productos (aromas, conservantes…).
• En algunos medicamentos como excipiente.
• Cuando se produce una contaminación cruzada, que es cuando un producto originariamente sin gluten se fabrica en una misma línea de producción que otro que sí lo contenga, o bien cuando se ha cocinado sin tener las precauciones necesarias; por ejemplo: freír unas patatas (alimento libre de gluten) en un aceite que previamente se ha utilizado con otro alimento que sí lo contenga. De la misma manera se puede producir la contaminación cruzada a través de los útiles de cocina (sartenes, platos, cuchillos, etc.).
• En las manos de una persona que ha estado manipulando productos con gluten.

¿Y qué pasa si te saltas la dieta y tomas un poco de gluten?

Pues que tu mucosa intestinal se inflama y, con el tiempo, puedes llegar a destruir las microvellosidades presentes en el intestino y desarrollar un cuadro clínico que puede ser muy variado y presentar síntomas que pueden ir de leves a muy severos, variando notablemente de un paciente a otro y pudiendo afectar a cualquier parte del cuerpo.

El único tratamiento eficaz para la celiaquía es seguir una dieta sin gluten de por vida.

En España, según los datos de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), unas 450.000 personas estamos diagnosticadas de celiaquía, y se estima que la cifra es mucho mayor, pues se considera que un 75% de los pacientes celíacos todavía no ha sido diagnosticado.

En estos momentos contamos en el mercado con una amplia gama de productos aptos para el consumo de celíacos, en los que encontramos la etiqueta de “sin gluten” o “apto para celíacos” cuando contiene menos de 20 ppm (partes por millón) de gluten, o bien el logo “controlado por FACE” cuando contiene menos de 10 ppm.
Gluten
No se pueden consumir productos comprados a granel o fabricados artesanalmente, por la posible contaminación cruzada.
Espiga-barrada-FACE
Según cifras de la asociación antes mencionada, en el año 2012, una familia en la que uno de sus miembros fuera celiaco incrementaba el precio del carro de la compra en 1.600 € al año; para poner un ejemplo, si un Kg de pasta (macarrones) de promedio cuesta 0.96 €, sin gluten el precio aumenta a 5.38 €.

Un problema añadido para los que somos diagnosticados en la edad adulta, es que todos estos productos aptos para celiacos no tienen un sabor muy agradable, al menos de entrada o, mejor dicho, nuestro paladar no está acostumbrado a ellos (no ocurre lo mismo si la celiaquía se detecta en la infancia), lo que conlleva un cambio importante en tus hábitos alimenticios.

Hoy en día, gracias a la concienciación de la sociedad, hay supermercados que ponen a nuestro alcance mayor surtido de productos aptos para celiacos a precios más asequibles y con una etiquetación más fácil de identificar (aunque a veces, si te dejas las gafas en casa, puedes salir sin comprar nada…). También hay restaurantes que han encontrado un nuevo nicho de mercado y ofrecen platos o menús para celíacos, pero siempre te asalta la duda de si realmente han sabido cómo tratar esos alimentos sin que en ningún momento se hayan podido contaminar con gluten.

Sin intención de hacer propaganda, donde encuentras más surtido de productos sin gluten y a mejor precio es en los supermercados Mercadona con su marca Hacendado. Como dice mi digestivo tendrían que darnos a todos una tarjeta VIP especial.

Y ahora vamos con el reto: ¿Te atreves a probar sólo por un día a ser celiaco?

Cosas que no deberás hacer:

• Desayunar tus tostadas con mantequilla y mermelada de siempre o tu bol de cereales.
• Tomarte un café y un cruasán en el bar con los compañeros de trabajo.
• Comerte un bocadillo o una barrita dietética si no tienes tiempo para más.
• Tomar unos montaditos con una cerveza con los amigos.
• Hacer la compra en cualquier sitio y sin estudiar las etiquetas.
• Almacenar los productos comprados en el mismo lugar que los que llevan gluten.
• Comprar un producto artesanal y comértelo después.
• Ver una película mientras te comes unas palomitas.
• Cenar en cualquier restaurante sin preocuparte de inspeccionarlo antes.
• Aceptar una invitación a comer o a cenar sin antes haber impartido una clase magistral sobre lo que es la celiaquía, o bien, llevarte tu tupper para evitar problemas.
• Ante cualquier duda sobre si un alimento o bebida presenta gluten debes abstenerte de tomarlo

Después de la prueba, podrás saber cómo nos sentimos los celíacos, felices…pero con trabas…

celiaco
Fuentes: Federación de Asociaciones de Celiacos de España, Agencia Española de Seguridad Alimentaria (Ministerio de Sanidad), Fisterra, SemFyC, Celicalia, MedlinePlus, celiacos.com, FDA.

Anuncios

15 comentarios en “Te propongo un reto: Ser celíaco por un día…

  1. Este reto lo propuse con la lactosa cuando hablé de alergias e intolerancias alimentarias en el blog (puse un breve listado de las cosas que no podrían comer -la gente prácticamente solo tiene en cabeza el brick de leche). Y NO LO HIZO NADIE. Una se desanimó cuando miró la primera caja de galletas, otra se acordó de mí cuando cenó en la hamburguesería… porque les pareció muy complicado

    Me gusta

  2. Hola,
    Afortunadamente no soy celiaca ni nadie de mi famila lo es; con lo que me gusta la comida y cocinar, llevaría mal el cambio un hábitos tan drástico. Hace tiempo la madre de un amiguito de mi hijo, que si es celiaco, me dió a probar un poco de su pan, y francamente, estaba incomible. Al margen de la incosnciencia de no informarse a fondo de las consecuencias, no entiendo como hay gente que juegue a ser celiaco sin serlo.

    A raiz de que uno de los concursantes de la segunda edición de Master Chef fuera celiaco, me surgió una duda sobre la contaminación cruzada. En casos graves de alergias por ejemplo al huevo o frutos secos, unas trazas pueden tener un efecto peligrosisimo en la persona alérgica ¿ocurre lo mismo con el gluten?, ¿que diferencia hay entre alergia al gluten y celiaquía?.

    Enhorabuena por tu blog.

    Me gusta

    • ¡Muchas gracias por visitar el blog!
      Voy a intentar contestar a sus dudas:
      Las alergias alimentarias son diferentes a las intolerancias, en las alergias un producto (generalmente una proteína) al que somos alérgicos, llamado alergeno, pondrá en marcha nuestro sistema inmunitario provocando una serie de reacciones en cadena y la formación de anticuerpos contra dicho alergeno, pudiendo producir rápidamente un cuadro que va desde picor o enrojecimiento hasta poder a ocasionar un shock y acabar en una parada cardiorespiratoria. Es un cuadro agudo y de cierta gravedad.
      Por el contrario una intolerancia no afecta a nuestro sistema inmune sino, en el caso de la celiaquía,afecta al intestino, provocando una atrofia de las microvellosidades que darán lugar a la larga a problemas de absorción de ciertos compuestos (entre otras cosas).En el caso de la celiaquía es muy difícil no consumir nada de gluten, ciertos alimentos considerados sin gluten ya ha visto en el post que siempre contienes pequeñas cantidades de él, pero en ningún momento nos podrá ocasionar una parada cardiorespiratoria, no es una urgencia médica, al contrario que la alergia.
      Espero haberla ayudado.

      Me gusta

  3. Pingback: Comer sin gluten sin ser celíaco o intolerante: NO lo hagas | Dra. Herraiz: Médico y paciente

  4. Soy madre de un niño de 14 años que es celiaco desde los 17 meses que lo tuve que ingresar porque se deshidrato a consecuencia de las descomposiciones.
    Yo mas que un dia sin gluten les diria como minimo una semana ya que con un dia se encuentran con las dificultades de no poder comer lo que quieran pero con una semana tambien sabrian lo que es ir a comprar y el gasto que representa.

    Me gusta

  5. Gracias por esta entrada tan bien explicada. Es algo que yo comento a menudo con la gente cuando te dicen que hoy en día es fácil ser celíaco, y es cierto que si lo nos remontamos a diez años atrás era mucho más complicado, eso no significa que sea fácil ni mucho menos económico. Yo no soy celíaca, lo es mi hija, se lo diagnosticaron con 15 meses y desde entonces yo soy “celiaca solidaria” porque pruebo todo lo que come y cocino sin gluten para todos. La verdad es que en comidas caseras apenas se nota la diferencia, pero cuando pruebo su pan o sus galletas se me cae el alma a los pies. Por cierto muy buena la puntualización de las gafas, yo como me las olvide en casa vuelvo de la compra sin la mitad de las cosas 🙂

    Me gusta

  6. La verdad es que las enfermedades que implican restricciones alimentarias son muy duras. Si además de la exigencia del cambio de hábitos, te ponen problemas para encontrar la alimentación correcta o precios elevados, peor lo tenemos. En este sentido creo que las asociaciones de pacientes son útiles para presionar.

    Me gusta

  7. Hola!!!! comprendo lo que cuentas en este post, tan bien redactado y de gran información!!
    Un año tardaron para diagnosticar a un familiar cercano, de celiaquía, pasó por un duro y molestoso proceso de pruebas y era evidente su brutal pérdida de peso y falta de hierro.
    A día de hoy hace una vida completamente normal, es un gran deportista, pero eso si, lleva su lucha desde hace años recogiendo firmas, por el precio elevado de los alimentos, a día de hoy mercadona es una de las cadenas de supermercados donde parece que tiene mayor concienciación con el tema, ya que al dueño este tema le toca de cerca.
    un abrazo.

    Me gusta

    • Muchas gracias Gema por tu aportación, a ver si entre todos conseguimos que disminuya el precio de los productos sin gluten, por ejemplo, bajando el tipo de IVA.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.