Dolor crónico, incapacidad invisible…

images (2)
Hay varios tipos de dolor crónico y ninguno de ellos es mejor o peor que otro. Hablamos de crónico cuando persiste más de tres meses o un mes después de la resolución de una lesión.

Las personas que hemos de vivir con él sabemos lo difícil que es y lo incomprendidos que nos sentimos en muchos casos por la sociedad en general.

El otro día un amigo me comentó que a pesar de tener una discapacidad importante, viajando en autobús, una mujer embarazada le hizo levantarse de los asientos especiales porque aparentemente está “sano”, ¿qué se debe hacer en estos casos? Llevar el carnet de discapacidad en la boca…? Por eso quiero hablar del dolor y de los tipos que hay, para ayudar a entender mejor a quien los sufre.

El dolor es una sensación más o menos intensa, sensorial, emocional y desagradable, va asociado generalmente a un daño orgánico o funcional. Es siempre subjetivo, no cuantificable, lo que dificulta mucho el poder diagnosticar la causa para poderlo tratar, además de facilitar el que en muchas ocasiones no se crea a la persona que lo padece.
En la percepción del dolor influyen factores culturales, psicológicos, la actitud y las creencias de cada persona ante él, entre otras cosas.

Muchas veces el dolor crónico va acompañado de otra sintomatología, por ejemplo: pérdida de apetito, depresión, disminución de la libido, etc.
Dolor medicoypaciente.com
Tipos de dolor:

Nociceptivo: Está producido por un estímulo mecánico, térmico o químico. A su vez puede ser:
• Somático cuando afecta a la piel, tejido subcutáneo y conectivo, músculos, huesos, cápsulas articulares y membranas (peritoneal, pleural, pericárdica). Es de tipo sordo, fijo y continuo y generalmente bien localizado.
• Visceral cuando afecta a órganos, vísceras y al tejido que los rodea. Es intermitente, opresivo, profundo y mal localizado, incluso puede referirse a distancia del órgano afectado.

Neuropático: Está relacionado con daño o disfunción a nivel de las fibras nerviosas centrales o periféricas, producido bien por lesión o bien por enfermedad de dicho sistema nervioso (que no tiene nada que ver con la ansiedad o el estrés). Es difícil de describir (quemazón, pesadez, corriente eléctrica, hormigueo…) y se acompaña siempre de alteraciones sensitivas: alodinia (dolor frente a estímulos que normalmente no lo desencadenan), hipoestesia o hiperestesia (disminución/aumento de la sensibilidad en respuesta a un estímulo que normalmente es doloroso). También va acompañado de alteraciones neurovegetativas tipo sudoración, alteraciones motoras, etc. Es un dolor que puede persistir aún cuando la causa que lo provocó haya desaparecido, (por ejemplo el dolor fantasma (dolor en una parte del cuerpo que ha sido amputada).

Psicofisiológico: Cuando no se puede identificar un mecanismo nociceptivo o neuropático. Es un dolor consecuencia de la interacción de fenómenos psicológicos y fisiológicos (no hay daño estructural). Se trata de un diagnóstico por exclusión y tiene el problema de que puede ser usado como un auténtico “cajón de sastre” para patologías desconocidas.

Mixto o multifactorial: Cuando combina características de varios de los tipos anteriores.
Todos los que padecemos dolor sabemos que puede generar problemas psicológicos, sobre todo cuando es constante y no remite, cuando interrumpe el descanso nocturno, cuando limita casi toda nuestra actividad personal social o laboral, cuando…cuando…

¿Y de qué sirve saber todo esto sobre el dolor cuando somos nosotros los que lo sentimos? Pues de nada…, pero a lo mejor puede ayudar a otras personas a saber que el dolor crónico incapacita a quién lo padece, aunque sea invisible a los ojos de los demás.

Post dedicado a M.

Fuentes: Fisterra, Manual Merck, Manual 12 de Octubre

Anuncios

49 comentarios en “Dolor crónico, incapacidad invisible…

  1. Pingback: 15 Enlaces sobre Dolor Crónico - Rocío Bloguera

  2. Pingback: 15 Enlaces sobre Dolor Crónico - Hogar Bloguero

  3. Pingback: El dolor | Lumbalgía, Estenosis Foraminal y Claudicación Neurógena

  4. Hola, me ha gustado mucho el articulo.
    Tengo fibromialgia severa, me arde, quema y parte el dolor

    Me gusta

  5. HOLA. Me pongo en contacto contigo porque me siento súper identificada en varias cuestiones. Mi caso es el siguiente:
    Tengo 37 años y durante años he ido pululeando por varios médicos para un diagnóstico, que en principio fue erróneo y del que estuve tratada. Por fin encontré a mi reumatóloga y estoy diagnósticada de espondiloartritis.
    Supongo que al tardar el diagnóstico, pues las lesiones han sido peor. Padezco de sacroeleitis, dolres lumbares, líquido en varias articulaciones y una multitud de ellas afectadas.
    Ahora mismo te estoy escribiendo y no soporto estar sentada…….
    Estoy tomándome 5 pastillas al día.
    Los dolores nocturnos me despiertan y el anquilosamiento por la mañana es terrorífico.
    Supongo que te escribo para decirte que comprendo tanto lo que dices……Estoy a un 100% segura que ni la gente más cercana de mí entorno cree mí dolor. Y a veces quiero gritar y que todo el mundo se entere lo que es soportar este dolor no visible para el resto pero sí incapacitante para mí. Es una enfermedad tan solitaria y tan poco comprendida…… He tenido que oir de todo, porque no trabajas? pero si es sólo dolor de huesos?……..
    Espero no haberte aburrido. Pero es importante poder descargar presión. No todo el mundo quiere oir tus penas……….
    Gracias

    Me gusta

  6. Todavía no se si este es el sitio que busco, pero se le parece mucho. Si he llegado hasta aqui es porque busco alivio a mi trastorno que, ni de lejos, se aproxima a lo que describís pero me dificulta una vida ordinaria. Hace un año me han intervenido de sendos osteocondromas (?) en los pulgares de los pies, llevaba sufriéndolos un par de años. Ya en aquel momento, y en base a las pruebas radiológicas que me hicieron, el podólogo me advirtió del deterioro del cartílago de mis talones, de artrosis…dado que aún no tenía síntomas no le presté atención. Me recuperé bien y ya en junio recuperé mis actividades de senderismo, después de estrenar nuevo calzado que se adaptaria a mi nueva forma de pisar.
    Ya en el mes de julio se me declaró una fascitis plantar que yo atribuyo a mis viejas sandalias planas que no supieron adaptarse a mis nuevos pies. Sufrí todo el mes de agosto, septiembre y ya en octubre con radiografía y ecografía, el podólogo me prescribe plantillas adaptadas, me advierte de que sufro artrosis, me infiltra corticoides y que debo tomar colageno a diairo… en esas estoy y si bien he llegado a pasar dos meses buenos, el dolor ha vuelto. Soporto el dolor artósico, ya sé que se pasa, se va, vuelve, se cambia de sitio…todavia no se aprecian deformidades pero se que vendrán….lo sufro en ambos pies. Pero lo que también ha vuelto ha sido algo parecido a la fascitis en ambos talones, es como si no tuviese almohadilla suficente para soportar mi peso y necesitase un relleno….me duele cunado esoy de pie, se me pasa cuando descanso, pero me afecta mucho psicológicamente, tengo 57 años, todavia me quedan varios de vida activa, pero me malhumora, me deprime, me entristece, me resta energías, de momento no he ido a ningún especialista porque siento como si cuanto antes vaya dando pasos es como si sintiese que me quedasen menos opcioned, tengo miedo de acabar en una silla de ruedas, siento que no podré hacer todos aquellos viajes que pensaba realizar cuando me hubiese jubilado…basicamente no tomo medicacion, a veces un desibuprofeno; de base, tengo un tratamiento con betabloqueantes para la hipertensión…..y he renunciado a la nueva temporada de senderismo, no me atrevo..

    …..soltar todo esto me libera un poco…..alguien tiene un buen consejo o experiencia para transmitirme?
    Mil gracias por leerme, y mis mejores deseos para todos. Gracias también a quien ha habilitado este espacio

    Me gusta

    • Hola R.me alegro de que hayas descubierto mi blog y quieras usarlo para desahogarte y si de paso te puedo ayudar estaré encantada de hacerlo.
      El mejor consejo que te puedo dar es que te pongas en manos de un reumatólogo que te podrá ayudar tanto con tu artrosis como con tu fascitis y de paso comentar que un podólogo no debería ser el que te hiciera una infiltración ya que es un acto médico y somos nosotros (los médicos) los que estamos capacitados para hacerlas.
      Mucha suerte y gracias por leer el blog, por cierto lo llevo yo (Dra. Herraiz) y encontrarás todos mis datos en la página “Sobre el blog”, contactos o about me (están en el mismo blog).

      Me gusta

      • Hola padezco de dolor crónico neuropatico desde hace ocho años. Actualmente tengo 53. Sufro dolor continuo agravado cuando me dan brotes que me duran meses. Sufro desde el silencio y socialmente es muy dificil de comprender como usted bien dice.
        Gracias por este blog. Sirve de mucho y a muchos.
        Doctora, me prodría informar si este tipo de enfermedades pueden ser motivo para solicitar una minusvalía?.
        Le esoy muy agradecida.
        Teresa M.

        Me gusta

        • Gracias por sus palabras.
          Respondiendo a su pregunta cualquier enfermedad puede ser motivo de Incapacidad laboral o de poder ser considerada una discapacidad o una dependencia, lo importante a valorar es cómo afecta la enfermedad a su vida laboral, social…
          Lo mejor es que lo comente con su médico de familia o con la trabajadora social del centro de atención primaria que le corresponda.
          Un saludo.

          Me gusta

  7. Pingback: Recomendados de la Semana - Hogar Bloguero

  8. Pingback: Recomendados de la Semana - Pack WordPress

  9. Pingback: Recomendados de la Semana - Hogar Bloguero

  10. Pingback: Carta a la “Industria Farmacéutica”: ¡No puedo abrir el dichoso blíster! | Dra. Herraiz: Médico y paciente

  11. Pingback: Dolor: ¿cómo se mide el dolor que sentimos? | Dra. Herraiz: Médico y paciente

  12. Pingback: Dolor inflamatorio vs mecánico: ¿sabes diferenciarlos? | Dra. Herraiz: Médico y paciente

  13. Un post muy interesante y más teniendo en cuenta que yo cuento con todos los dolores que aquí defines y más. Creo que tengo hasta dolores que todavía no se han ni diagnosticado, lo que me lleva a la cuestión que últimamente ronda por mi cabeza. ¿Estaré bien diagnosticada?
    ¿Qué potestad tiene un doctor/a para decidir lo que me duele a mí o no? Estos dolores que tantos y tantos sufrimos, dolores invisibles, son los peores que pueda tener una persona, vas dando palos de ciego hasta que te diagnostican algo. Generalmente todas estas enfermedades de dolor “invisible” son altamente incapacitantes, te arrancan tu vida lentamente y te conviertes en un discapacitado. Pero tu dolor al ser “invisible” también es el eterno incomprendido, muchos médicos no creen en ello, yo me he encontrado con “personajes que deberían dedicarse al circo”, pero esto es otra historia.
    Lo peor es lo que me pasó la semana antes de Navidad, me llegó la temida carta del Tribunal médico, dónde se me “ordena reincorporarme” a mi trabajo.
    Señores…, soy autónoma coño!!! Y evidentemente sigo sin trabajar y sin cobrar. Supongo que algún día hablarás sobre todo esto, creo que hay que replantearse a estos “jueces que juzgan lo que no saben”…
    Besos

    Me gusta

    • Tienes muchísima razón Marga, el dolor es muy difícil de medir y enfermedades como la fibromialgia en las que no hay de momento pruebas diagnósticas claras y determinantes, es muy difícil conseguir una valoración de incapacidad. Pero que esto no te haga desanimarte. Sigue siempre luchando por encontrarte mejor.
      Un abrazo.

      P.D: Te envío un mensaje privado.

      Me gusta

  14. hola, excelente el blog, excelente el articulo, para aquellos que tubimos dolores cronicos, es muy dificil explicar a los demas lo que se siente… saludos a todos desde Argentina

    Me gusta

      • Me ha gustado toda la explicación sobre el dolor tengo espondilitis anquilosante y fibromialgia desafortunadamente no pude seguir usando biológicos porque se me ajaron demasiado las defensas, y debido a problemas renales solo puedo usar opioides para el dolor de ambas enfermedades, he luchado mucho tengo 4. Cirugías. En la columna. Para evitar. Que mi columna se deforme y. Me duela más por lo que mi apariencia es buena pero los que me rodean no creen que tan intensos son estos dolores. Y creen que soy adicta porque consumo opioides por mi gusto es muy triste a veces quisiera no moverme más. Las labores de la casa y Lesoto hecho de caminar o utilizar transporte me agota mucho la fatiga el dolor y la depresión. Son mis compañeras diarias. En Colombia no existe un grupo de apoyo para estas enfermedades y mucho menos una. buena medicina del dolor.

        Me gusta

        • Lamento la situación en la que se encuentra la medicina en su país.
          A través de Internet puede contactar con grupos de personas con su misma patología, y enconteará comprensión y ayuda en ellos.
          En Facebook el grupo de espondilíticos de CEADE le sera sin duda de gran apoyo.

          Me gusta

      • Buenos días, la artritis es para mi la única red flag que está entre “pito y baldomero”. No trabajo con este perfil de paciente. ¿Qué haría en las artritis? Teniendo en cuenta que el cerebro siempre está presente, la miegelosis imperfecta no provoca dolor y que no es necesario pillarte los dedos para que el cerebro segrege dolor+ inflamación, no dudaría de explicarle estos 4 conceptos neuronales y luchar contra la kinesifobia sin pedirle sobrecargas articulares. Ahora bien, estamos hablando de entre 1-5% de patología relevante de espalda.
        En el 95% restante cuantos fármacos, terapias y quirófanos inútiles nos ahorraríamos sin contar TODO el sufrimiento “gratuito” del paciente.
        Pienso que muchos profesionales sanitarios tendrían que actualizar conocimientos sobre los nuevos avances en la biología del dolor o quizás no estén interesados( hay mucho congreso esponsorizado por el lobby farmaceútico). Una pena.
        Saludo + felices fiestas.

        Me gusta

  15. Felices fiestas, un saludo desde Costa Rica.

    Padezco de Síndrome de Ehlers-Danlos: Tipo Hiperlaxitud, así que sé de lo que estás hablando.

    Me gusta

  16. Hola! Muy buen post! Yo reconozco que al principio de mi enfermedad, cuando aún no era visible mi discapacidad, el hecho de en segun què ocasiones y situaciones, el tener que dar explicaciones para que me cedieran un sitio donde sentarme o porqué no podía sitios donde hubiera escalones.. se me hacia muy pesado! Hacer entender que no podía hacer segün qué cosas, si aparentemente se me veía bien! Uf!
    Bueno por desgracia una cosa positiva de ir sobre ruedas.. es evidente lo que hay y no tengo que dar explicaciones de ningún tipo.
    Saludos!! Y felices fiestas!

    Me gusta

  17. Siempre me ha interesado mucho el tema del dolor. Desde el punto de vista profesional debemos saber valorarlo y tratarlo ya que es nuestra responsabilidad aliviar este síntoma a quien lo padece y desde el punto de vista de paciente, ya que es una sensación para mí insoportable. Y por desgracia sé de lo que hablo 🙂
    Un saludo y gracias por tus palabras

    Me gusta

    • Yo profesionalmente también trabajo con pacientes con dolor, pero los míos por suerte son pacientes agudos y generalmente logramos controlarlo. El dolor crónico es menos llevadero,, no creo que nadie “aprenda” a vivir con él, en todo caso a “conformarse” si.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Me gusta

  18. Hola Maria
    Soy Fernando de NuestraEnfermeria.es
    felicidades por el post!
    No es fácil explicar el dolor, es una propiocepcion que muchas veces no sabemos identificar ni interpretar cuando se trata del ajeno.
    Las enfermeras tenemos mucho q decir sobre el dolor ya que tratamos
    Continuamente con el dolor ajeno y durante muchas horas.
    Fíjate si es importante q tenemos diagnósticos de enfermería para el dolor agudo y el crónico con sus intervenciones enfermeras y sus resultados esperados .

    Te invito a buscar estos diagnósticos enfermeros y sus intervenciones así seguramente ya cumpliré con mi parte enfermera y te distraeré del dolor y ejerceré educación sobre este!

    Pd: estas invitada a explicar tu visión de la enfermería como médico y paciente en el blog que muy bien conoces http://www.nuestraenfermeria.es

    Me gusta

    • Muchas gracias Fernando por tu comentario. Conozco los diagnósticos de enfermería, no olvides que trabajo en equipo con grandes enfermeras/os (DUEs). Y gracias también por la invitación a tu blog.

      Me gusta

  19. Qué importante ir sensibilizando al mundo de lo que significa vivir con un dolor continuado. Estupendo artículo. Gracias por la sensibilidad de hacerlo.

    Me gusta

  20. • “Quando o homem aprender a respeitar até o menor ser da Criação, seja animal ou vegetal; ninguém precisará ensiná-lo a amar seu semelhante”. Albert Schwweitzer, Prêmio Nobel da Paz de 1952

    Me gusta

  21. Cuando decidamos globalmente tratar a las personas como deseamos ser tratados mejorará sustancialmente la salud humana en todos los aspectos…excelente artículo…excelente sitio!!
    Gracias por la iniciativa amorosa de mostrarte de “carne y hueso”.

    Me gusta

  22. Excelente Post. Una de las experencias más peculiares que vivimos los psiquiatras de cuando en cuando es la de atender a determinadas personas cuyo dolor, por no encajar con lo que el especialista correspondiente tendría por razonable en cuanto a intensidad, fluctuación, duración o localización, acaban llegando a nuestras consultas, con las reservas comprensibles en estos casos. Si el paciente supera el susto inicial de encontrarse ante un psiquiatra (lo cual depende en gran parte de nosotros) suele iniciarse un proceso muy satisfactorio, que empieza por explicar con calma cómo influyen las emociones y las expectativas en el dolor, cómo muchas veces se ven desafiados todos los roles que se venían ejerciendo y cómo el dolor puede acaparar toda la atención, llevando a una amplificación de su percepción. El tratamiento del dolor ha de ser integral, y al final lleva a la verdadera comprensión de que mente y cuerpo se influyen constante y bidireccionalmente, lo cual lo decimos mucho, pero no lo interiorizamos hasta que nos vemos en ese trance. ¡Esperamos seguir leyendo acerca de temas igual de interesantes! Un saludo.

    Me gusta

    • Muchas gracias por tu comentario. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que una parte muy importante del tratamiento, en la persona con dolor crónico, es el que realizan los psicólogos y los psiquiatras, aunque todavía haya pacientes que se “resistan” a acudir a ellos.

      Me gusta

  23. Me ha gustado tu post.. te felicito de nuevo!
    Me ha llamado la atención lo del dolor fantasma.. no sabía que se describiera como tal !.. de hecho estaría también relacionado con el psicopsicofisiológico, no? ya que una persona que ha tenido un dolor intenso en alguna parte de su cuerpo durante un largo periodo y con posterioridad se le tiene que amputar, en el cerebro queda durante un tiempo esa sensación de dolor… te refieres a esto?

    Me gusta

    • Esa sería una de las causas, pero también ocurre con un miembro amputado aunque no doliera previamente, los mecanismos son difíciles de explicar pero tienen que ver con las áreas cerebrales y la representación de nuestro cuerpo en ellas, estas áreas han de aprender a “reorganizarse” y adaptarse a la nueva situación.
      Muchas gracias por tu comentario.

      Me gusta

  24. Buen articulo, lastima que la gente sana no creo que lo lea y seguro que a tu amigo le vuelven a poner en un aprieto la próxima vez que utilice un, asiento, una caja en un supermercado, etc,,, para minusvalídos, mejor que se ponga el carnet en la boca o se aguante, así es la vida.
    Gracias.

    Me gusta

    • Entre todos podremos ir poco a poco concienciando a la gente, y si no, pues nos pondremos una placa que diga: Trátame con cuidado, tengo dolor…
      Muchas gracias por tu comentario.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.