Fiebre: Es que yo nunca tengo…

Una de las frases que más se escuchan en la consulta médica es la del paciente que cree que su temperatura basal es menor de la habitual y que pase lo que pase nunca tiene fiebre, eso sí, sólo que aumente a 37ºC por ejemplo, él o ella ya se encuentran mal, porque…claro…como yo nunca tengo fiebre…

Pues siento desengañarte querido futuro paciente, porque si no tienes fiebre nunca  es debido a que no has presentado una patología que la provoque. Si algún día te ataca una bacteria o un  virus capaz de provocarte una neumonía o una pielonefritis (por poner algún ejemplo), no te preocupes que el aumento de tu temperatura será tan alta como la del resto de los mortales.

Fiebre

Fisiológicamente la temperatura corporal varía Sigue leyendo

Anuncios