Cuando la vida de repente te pone al otro lado

Cuando siempre has estado en uno de los lados en la relación médico- paciente y, de repente, la vida te pone al otro lado, tomas consciencia de que todo se ve diferente.

A mí me ha pasado recientemente, tengo una enfermedad crónica. A pesar de que siempre he tenido fama entre mis compañeros de “ponerme de parte del paciente”, de que mi máxima preocupación sean siempre ellos, su bienestar y no “su enfermedad” (entre otras cosas porque no los he considerado nunca “enfermos” ni he tratado sólo “enfermedades”, sino personas), me he dado cuenta de que se necesita mucho más cuando estás en ese otro lado.

Escuchar

Tal vez, cuando acabamos la carrera no sólo debiéramos hacer una especialización, quizás la mejor manera de desarrollar verdaderamente la empatía con nuestros pacientes fuera tener una enfermedad crónica durante un tiempo limitado (vaya paradoja). Puede sonar cruel, pero también puede ayudarnos a saber cómo nos ven ellos, nuestros pacientes, desde el otro lado de la camilla.

En esos momentos, el mejor medicamento no es el fármaco que lucha contra tu enfermedad, sino el saber que un profesional te está cuidando, se está preocupando por ti y te va a ayudar en todo el proceso (hasta que te recuperes completamente o hasta que hayas aprendido a adaptarte a las deficiencias o secuelas que te van a acompañar el resto de tu vida). Esto no se estudia en una universidad, ni siquiera se adquiere con muchos años de ejercicio profesional; me temo que sólo se consigue si alguna vez has formado parte del otro lado, el de la soledad de las salas de espera, el de la incertidumbre del diagnóstico, el del miedo a los efectos secundarios del tratamiento…el de los pacientes.

Anuncios

35 comentarios en “Cuando la vida de repente te pone al otro lado

  1. Pingback: 18 meses de IT (baja), un post muy personal… | Dra. Herraiz: Médico y paciente

  2. Pingback: ¿Tienes una enfermedad crónica? ¿Y en qué fase estás? | Dra. Herraiz: Médico y paciente

  3. Pingback: Espondiloartritis: lo que sé y lo que siento | Dra. Herraiz: Médico y paciente

  4. No es necesario ser cruel y padecer una enfermedad crónica para comprender al paciente, pero no estaría mal que hubiese un tiempo que se compartiese las vivencias y el día día con enfermos y familiares. Sería enriquecedor para los futuros médicos y también para los pacientes y sobre todo tener vocación. Un saludo

    Me gusta

  5. Hola Maria Jose, sé que como médico has tenido que ser buena, lo avalan tus compañeros….Pero como persona eres simplemente especial, gracias por cruzarte en mi camino…Me está gustando mucho leerte, estás aportando muchisimo a la gente que nos sentímos incomprendidos en algún momento, pero que logramos levantar el vuelo gracias a gente como tú, que sabe escuchar y comprender a los demás…….

    Me gusta

  6. Maria José, admiro tu coraje. Hace falta agallas para explicar públicamente tu experiencia en esta enfermedad siendo médico. Creo que este doble testimonio da un inmenso valor a lo que escribes y puede ser muy útil para pacientes que sufren día a día patologías reumáticas.

    Estoy de acuerdo con lo que comentas acerca de la empatía. Y como señalas después, los conocimientos son muy importantes. Ser médico es un difícil equilibrio entre lo humano y lo técnico.

    Me ha gustado la idea de que deberíamos tener una enfermedad crónica durante un tiempo limitado en nuestro proceso de formación. Sería una buena rotación. Seguro que aumentaría nuestra empatía con los pacientes. En realidad, todos acabamos siendo pacientes. Es cuestión de tiempo, pero quizás lo somos demasiado tarde.

    Ánimo y un abrazo desde Ibiza
    Alberto

    Me gusta

    • Muchas gracias Alberto por tu comentario, espero que mi experiencia le pueda servir como bien dices a otros pacientes, a mi, seguro que me está haciendo mejorar como persona.

      Me gusta

  7. Eres una mujer fuerte, aunque a veces para llegar a serlo tengas que caer una y otra vez, luego vuelves a levantarte.
    Tienes mucha gente que te quiere y te apoya, a los que me incluyo yo.
    Estoy cerca de ti, recuerdalo siempre.

    Me gusta

  8. Nuevamente has conseguido que crezca mi admiración por ti… eres grande en todo lo que haces. Impresionante artículo que debería ser de obligada lectura en la facultad. Espero ansioso tu nueva entrada en el blog. Cuidate.

    Me gusta

  9. Al igual que existe un detector de mentira para los servicios secretos, si existiera para los médicos un detector de empatía seguro que contigo el cacharro echaría humo.. Sin embargo si fuera la última prueba al final de la carrera para poder ejercer se quitaría del medio la mitad de la plantilla.. He tenido que conocerte para ver a pacientes venir a consulta algunas veces sin tener motivos.. Por algo será.. Es lo que te hace especial, como médico y como persona.. Ojo, no me vas a decir que soy duro con el resto de tus compañeros, si la mayoría carecen de empatía es por puro instinto de auto-protección, para que no les afecte lo que ven y escuchan a lo largo de la semana.. Que atrevida eres Mari.. Desgraciadamente no has escapado a la regla y has descubierto el limite de la empatía.. Nadie esta preparado para eso, nadie, por muchos estudios que tenga, por muchos libros leídos y por mucho conocimiento de la realidad.. Detrás de la bata blanca y los guantes de látex al fin y al cabo está una persona, vulnerable como los demás.. Tienes por delante un desafío, una guerra, y te quiero fuerte.. No queda otra.. Luchar y aprender a vivir con eso y con el apoyo de todos lo que te quieren.. Y son muchos eh.. Si te ha fallado el cuerpo, que no te falle la mente y veo que no es el caso.. Tu estado de ánimo será tu mejor fármaco.. Siempre contigo.. Un abrazo enorme

    Me gusta

    • Estoy de acuerdo en muchas cosas contigo, pero también quiero aprovechar tu cometario para decir que además de eso que todos llamamos empatía, hay que trabajar duro para estar al día sobre los últimos hitos de la investigación médica y luchar todos juntos para que no pare nuca, y que no se vea afectada por los recortes, al fin y al cabo, nos va la vida en ello…
      Gracias Eric por seguirme también por aquí.

      Me gusta

      • Te doy toda la razón Mari de llamar la atención en este aspecto, es mucho sacrificio personal para seguir al nivel y al servicio de otros.. Poca gente lo valora y es una pena.. Todos los que se dedican a ¨salvar vidas” o ayudar a los demás se merecen el mas grande de los respetos.. Pero es más lucrativo dar el “balón de oro” a Leo Messi verdad??..

        Me gusta

  10. Un/a médico/a , qué valor insustituible, teniendo los conocimientos… ser paciente.
    Gracias, Mª José, por compartir. Eres grande.
    Petonets mil.

    Me gusta

  11. Tienes toda la razón del mundo…la empatía debería ser una asignatura que se impartiera en cualquier carrera universitaria…estoy seguro de que nos enriquecería mucho más…sin embargo yo que he tenido el privilegio de currar contigo codo con codo sé que eres una buena profesional y excelente persona…sé que la situación en la que te encuentras es difícil, sólo puedo ofrecerte todo mi apoyo, ten confianza en tí misma, piensa en positivo, se fuerte y apoyate en la gente que te rodea y más quieres para poder sobrellevar la enfermedad…. Un fuerte abrazo!!!

    Me gusta

  12. Primero que nada, felicitarte por cometer esta grandiosa locura cómo es liarse con un blog. Yo tuve uno hace muuucho y fue una época muy estimulante y divertida. Pero como soy una dejada con todo, pues el pobrecito fue entrando en estado de coma hasta que chofffff!!! chau, chau, chau a mi blog.

    A lo que vamos, me ha gustado la paradoja, como bien dices hay médicos que antes de obtener su licenciatura deberían tener una de esas enfermedades que tú, yo y tantos otros tienen. Yo te podría decir unos cuántos traumatólogos (lo siento por ellos, seguro que hay de muy buenos, me tocarían a mi los malos, malísimos). Recuerdo cuando me diagnosticaron alrededor del año 2000, aquel día en la consulta del reumatólogo lloré, pero no de pena, eso no, lloré de alegría, de saber que no estaba loca, ni era una inútl, ni era vaga, ni era un cero a la izquierda, era una persona enferma.

    No siento alegría por estarlo, pero si de que ahora ya no me vean como “la quejica”…, esto dolía mucho Mª José cuando me lo decían, mucho.

    Pero dejemos las penas para otro rato ¿si?, como te digo al principio me encanta que hayas abierto este blog, será un placer caminar a tu lado en esta aventura que emprendes “médico-paciente”, me gusta.

    Perdón por la charla tan larga… glupsss

    Besitos enormes

    Me gusta

    • Muchas gracias, nosotras sabemos de lo que hablamos y por favor no pierdas la confianza en todos esos médicos que tenemos que se licenciaron también en empatía.

      Me gusta

  13. Reblogged this on Vive entre Médicos and commented:
    Mi compañera de trabajo, con la que hasta hace unos pocos meses compartía risas y sufrimientos, los menos, ya que es una de esas personas positivas por naturaleza, se estrena en el mundo de los blogs !
    Solo puedo desearle que disponga de poco tiempo para escribir, mucho para ser médico y toda la energía del mundo para dejar atrás, o al menos aparcado el dolor físico, el mental ha sabido siempre superarlo.
    Bienvenida al mundo 2.0 amiga !

    Dejo aqui, en mi blog, su fantástica entrada !

    Me gusta

    • Sergio…sin palabras!! Muchísimas gracias por tu bienvenida y ya sabes que te echaré mucho de menos, pero como aparte del mundo 2.0 tenemos la maravillosa patente de Graham Bell (el teléfono), seguiré contando con tu valioso criterio médico, como ayuda para tratar a mis pacientes.

      Me gusta

  14. Esta desgraciada enfermedad tuya sólo tiene una cosa positiva: te hará mejor médico.
    Larga vida al blog. Siempre tendrás un follower!

    Me gusta

    • Me gusta lo de tenerte de follower, a pesar de que cuando tú y yo estudiábamos inglés, no se usaba ese término (o aquel día yo no fui a clase…)

      Me gusta

  15. Te he conocido como médico, y reconozco tu enorme valía, pero como buen médico que eres, dudo que llegues a ser buena paciente !! jajajaja
    Siempre cerca de tí y ahora cerca de tu blog !!!!
    Te deseo lo mejor en todo y poder celebrarlo juntos !!!
    Ánimo con esta aventura de letras !!

    Me gusta

  16. Estoy totalmente de acuerdo contigo.. La empatía debería ser una asignatura en las universidades, pero con ella se nace y no siempre se aprende!! Y es por ello por lo q te felicito!!! Eres una excelente médico y muy buena paciente.. Jeje

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.