Cuando no tienes ayuda porque no la pides

abrazo-4790_4790
¿Por qué cuesta tanto pedir ayuda?

Cuesta, y más, cuando no estás acostumbrado a hacerlo.

El miedo a no ser atendido en tu demanda, que los que te rodean se cansen de verte siempre mal, el que se convierta para ellos en algo habitual o el que una negativa nos lleve a la decepción son algunos de los condicionantes.

En el camino que nos espera, aquéllos que sufrimos una enfermedad crónica, necesitamos vuestra ayuda. Queremos ser los mismos de antes, pero no lo somos, queremos tener voz propia y que no sea nuestra enfermedad la que hable por nosotros, pero no siempre es así.

Probablemente, tenemos más personas de las que creemos a nuestro alrededor, que nos quieren y que están dispuestas a prestarnos ayuda cuando la necesitamos.

Seguramente lo único que tenemos que hacer es pedirla. Aunque, a priori parezca fácil, es algo que a los enfermos crónicos nos cuesta aprender.

Debemos ser conscientes de que no es lo mismo pedir que exigir, pero tampoco podemos esperar ayuda de los demás si no hacemos nada para conseguirla.

La asertividad es una habilidad personal que nos permite expresar de forma adecuada nuestras emociones frente a otra persona, sin hostilidad, agresividad, ni pasividad. Nos permite pedir ayuda, hablar de nosotros mismos, aceptar cumplidos, discrepar abiertamente, pedir aclaraciones, etc.

Pidamos ayuda con asertividad: abiertamente, de manera clara, con franqueza y sinceridad, sin miedo y con confianza.

Anuncios

22 comentarios en “Cuando no tienes ayuda porque no la pides

  1. I’m really impressed with your writing skills and also with the layout on your
    weblog. Is this a paid theme or did you modify it yourself?

    Anyway keep up the nice quality writing, it’s rare to see a great blog like this one nowadays.

    Me gusta

  2. Buenos dias, mi nombre es Viviana y tambien tengo fibromialgia. Trato de llevar mi vida de la manera mas parecida a lo que era hace unos años atras pero es una tarea demasiado dificil que luego me cuesta unos cuantos dias de dolor. Al principio no pedia ayuda, luego si pero se generan rara situaciones en el entorno familiar o laboral cuando la ayuda debe ser constante. Se cansan, se fastidian, piensan que uno no se esfuerza lo suficiente o que de lo unico que habla es de lo que le duele, en mi caso parezco haberme convertido en una gran quejosa. Por ello hoy ya no pido ayuda solo recibo la que se me presta de buena gana luego hago lo que puedo cuando y como puedo. Un gran cariño a todos.

    Me gusta

    • Es una situación muy común la que comentas, en las enfermedades en que físicamente no se ve la dificultad (el dolor), los demás pueden no creerse que estás mal. Pero no te desanimes e intenta pedir ayuda, siempre de una manera positiva y no desanimarte cuando no la recibes. Hemos de hacer lo que podemos e intentar aceptar nuestras limitaciones.
      Mucho ánimo.

      Me gusta

  3. DISCULPE ADEMAS DE LA FIBROMIALGIA TENGO DIABETES SOY SOBREVIVIENTE DE CANCER DE MAMA Y TEN HIPOTIROIDISMO VEN SOY UN CAJON DE SORPRESAS PERO TENGO MUY BUEN HUMOS A VECES CAIGO PERO MI CARACTER ME AYUDA

    Me gusta

    • Es triste, pero realmente sólo se entiende a un enfermo cuando se padece lo mismo que él (o algo parecido), me incluyo en este grupo, porque no es lo mismo lo que yo pensaba que sentían los pacientes, a lo que yo siento en estos momentos, a pesar de que siempre he creído que empatizaba mucho con ellos.
      Hemos de aprender a vivir con eso y ha ser tolerantes con los demás.
      Ánimo y a luchar y seguir adelante.

      Me gusta

  4. HOLA TENGO FIBROMIALGIA Y CREO QUE SABE QUE ESTA ENFERMEDAD LO QUE LA CARACTERIZA ES LA IMCOMPRESION QUE UNO CREE Y A VECES ES REALIDAD POR PARTE DE FAMILIARES Y MEDICOS OJALA ENCUENTRE AYUDA AQUI JAJAJ GRACIAS

    Me gusta

  5. En mi experienca, no ha sido cuestion de ego, mas bien uno trata de sentirse funcional o por lo menos lo mas funcional posible. Pero al tenor fibro y otras condiciones igual de dificiles a cada vuelta, sigo posponiendo esperando cuando se pueda. Como comentaron anteriormente, lo q se ve no se pregunta y aunque tengo vecinos increibles los cuales me ayudan mucho. Nunca va a ser facil asimilar los cambios. Ademas en lo poco q me queda de logica, me doy cuenta la bendita corredera de vida q ellos al igual q la familia tienen. Me siento bendecida aunque abrumada. Pue yo aprendi a vivir a mi ritmo. Ellos tienen a veces menos control de sus dias q yo. Q stress, no. Un fuerte abrazo.

    Me gusta

  6. Probablemente la persona enferma crónica deba aprender a saber pedir y su entorno deba aprender a ofrecerse. Supongo que todo consiste en alcanzar un punto de equilibrio que se va adquiriendo con el día a día.

    Me gusta

    • Es muy dificil y cuesta mucho pedirla. Yo estoy en ello, pero a veces el corazón puede más que la cabeza, y no logro pedirla a tiempo. Gracias por este articulo y todos los demás. Es una suerte tener quién nos comprenda. Saludos

      Me gusta

  7. Siempre es difícil pedir ayuda, y a veces piensas que pidiéndola estas siendo mas débil de lo que la enfermedad te ha hecho, otras veces no saben como dártela y prefieres dejarlo correr.
    un saludo.

    Me gusta

  8. Pingback: ¿Cambia la vida familiar de un enfermo crónico? | Médico y paciente

  9. Pingback: ¿Tienes una enfermedad crónica? ¿Y en qué fase estás? | Médico y paciente

  10. Me gustaría añadir el ego en los condicionantes que has citado, he observado en muchos casos la negación a pedir ayuda debido a este elemento.. Aún así, creo que la ayuda es algo que no tendría que pedirse, en el sentido que debería siempre ser ofrecida de manera espontánea por la gente que te rodea.. Es cierto, sigo soñando en un mundo mejor y prefiero no despertar.. En este momento caen las máscaras y hay personas que te pueden decepcionar o al contrario, otras te van a sorprender y emocionar por su devoción.. En este momeno tambien se entiende mejor el significado de la palabra Amistad.. Es prima de otra palabra y llevan el mismo combate.. Basta de decirme ” te quiero”.. Demostrádmelo.. En tu caso no estoy preocupado, sé que estás rodeada por personas de valor y que te quieren de verdad.. Sólo tienes que aceptar recibir la ayuda que necesitas y sin tener la sensación de ser un peso para los demás.. Aceptando ayuda vas a hacer que las personas que te la ofrecen se sientan útiles y orgullosas de poder hacer algo para ti.. Si lo miras de esta manera tu ego está a salvo..

    Me gusta

    • Tienes razón, y en un mundo ideal, nadie debería pedir ayuda, porque todos nos daríamos cuenta de que la necesita y se la ofreceríamos, pero saber pedirla, es también un buen aprendizaje.

      Me gusta

  11. Muy buenas! Tienes razón en cuanto a la importancia de poder ser asertivo para saber pedir ayuda, para expresar nuestras necesidades y nuestros miedos, poder decir abiertamente que nos gusta y que no aceptando de forma constructiva las críticas.. La asertividad es otro rasgo (al igual que la empatía) inherente a nuestra personalidad el cual se debería potenciar principalmente en aquellas situaciones en las que nos sentimos preocupados o agobiados ya que nos es difícil buscar soluciones prácticas y objetivas a nuestros problemas, deseos o necesidades… Es importante saber expresarnos de forma asertiva para que aquellos que nos rodean y nos quieren, nos puedan ayudar… ya que muchas veces también pueden sentirse impotentes al no poder hacer más de lo que les gustaría… y, claro está, el DON DE ADIVINAR no acostumbra a funcionar… jajaja

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.